Bebidas perfectas para una boda perfecta

Publicado por: Eventos en Hoteles |  
Categoría:  Bodas

Un factor clave en la organización de tu boda perfecta es la calidad y cantidad de vino que vas a ofrecer.

Qué y cuánto debemos comprar es un asunto de extremo cuidado porque los gustos de los invitados son tan variados como los atuendos que llevarán ese día y los pasos de baile que dejarán sobre la pista.

Los wedding planners no logran ponerse de acuerdo porque esto varía de acuerdo a múltiples factores. La hora, el lugar, la temporada, la cantidad de invitados, la cultura y costumbres deben ser tomadas en cuenta para esta decisión.

Si se trata de una velada, los cocktails frescos no serán una opción, como tampoco vendrá a tono el sake en caso de que sea una comida tradicional.

La nacionalidad y edad de los invitados es otro factor a tomar en cuenta, ya que no todos los organismos están familiarizados con el mismo tipo de vino. Pongamos como ejemplo el vodka,es muy agresivo para los latinos, mientras que para los sajones es algo a lo que están acostumbrados.

El whisky es otro caso digno de análisis. Quienes lo toman con frecuencia saben medir su capacidad, pero si no están familiarizados, es probable que les impacte de ruda manera. Esta bebida, al igual que el ron, es más consumida por personas mayores de 40 años, mientras que el tequila está más relacionado con el rango entre los 20 y 30 años.

Obviamente la cantidad que cada quien consuma es responsabilidad propia. Sin embargo existe una fórmula para estimar la cantidad de alcohol que se brinda en un evento, y aquí te mostramos un ejemplo basado en una fiesta con mesas de 10 personas para una fiesta de cinco horas (hablamos de hacer un promedio, obviamente).

Vino tinto: Dos botellas por mesa

Vino blanco y vino rosado: una botella

Tequila, Ron y Whisky: una botella y media

Vodka, Ginebra, Brandy y Mezcal: Media botella

Los vinos digestivos se calculan en menos de una botella por mesa.

El cocktail de bienvenida

Una tendencia en las bodas y eventos sociales es una mesa o isla con cocktails de bienvenida. Generalmente se instala en la recepción para que los invitados puedan recibir su bebida al llegar. Pueden ser temáticos y lo ideal es que hagan un maridaje o armonicen con el catering. Considera máximo dos por persona, pues de lo contrario se pierde el propósito.

El objetivo del alcohol es hacer sentir bien a los invitados, pero no hasta el exceso. Cuida que se sirva lo suficiente y cuando alguien ya haya tomado su parte, evita que le sirvan de más.

No se trata de sobrepasarse, sino de una fiesta en la que todos recuerden de buena manera el tiempo que compartieron juntos.

New Call-to-action

 

Queremos saber más de ti

¡Cuéntanos que te pareció el artículo!

JUNTOS PODEMOS CREAR EVENTOS inolvidables

ENCUENTRA TODO

Para eventos sociales y corporativos